¿Coca-Cola Shoes? el nuevo producto del gigante refresquero

El negocio del calzado y la indumentaria suma cada vez más participantes en Argentina.

Luego de los diferentes anuncios realizados recientemente por varias marcas como la española Joma; New Balance, Asics, John Foos y hasta el propio Gobierno sobre su desarrollo en este segmento, ahora se suma un jugador inesperado a este segmento. Se trata de Coca-Cola, la mayor fabricante de bebidas gaseosas del mundo, que desembarca en el país con su línea de calzado e indumentaria, que ya se comercializa en varios mercados.

Se trata de un proyecto alrededor del cual rige un fuerte hermetismo respecto de este lanzamiento. De hecho, en la compañía optaron por no hacer comentarios ante una consulta de El Cronista. De todos modos, este medio pudo saber que el arribo de estos productos –que operan bajo la división Coca-Cola Shoes, y que llevan el mismo logo que las gaseosas– tendrá una primera etapa dentro de los próximos meses. El comienzo estará basado en siete líneas de zapatillas y ojotas, tanto para hombres como para mujeres.

Dentro de la variedad que se prevé comercializar bajo esta línea, hay calzado algo más formal elaborado en cuero; zapatillas casual, y ojotas de distintos diseños. Para todos los casos, la idea central es poner el foco sobre el “tiempo libre”.

Además, Coca-Cola Shoes comercializa una línea de productos sustentables, en base a materiales reciclables que no dañan el medio ambiente.

Una vez que la actividad de la marca ya haya logrado cierta penetración en el mercado local, llegará el turno de la indumentaria. En este segmento figuran remeras, camisas, buzos y hasta pantalones de jean, entre varios otros productos.

Otra de las cuestiones que se llevará adelante en etapas será el sistema de comercialización.

En principio, las zapatillas de Coca-Cola se venderán en las cadenas multimarcas de casas de deportes, por ejemplo, aunque con el tiempo la idea es comenzar a abrir diferentes locales, principalmente en Capital Federal. Esta línea se lanzó a nivel mundial hace apenas cinco años, y en la Argentina había tenido una primera experiencia en 2007. Por entonces, la firma estadounidense se asoció con Big Bloom (Wanama y John L. Cook), que puso a la venta remeras, buzos, bolsos y accesorios inspirados en los años 50 y 70. Estos artículos se comercializaron bajo la marca John L. Cook, aunque llevaban también el logo de la fabricante de bebidas. Esa línea de ropa se llamó “Coca-Cola by Cook”.

Ahora, la estrategia que se planteó la compañía será totalmente diferente, ya que se intentará imponer a la marca como una más dentro del mundo del calzado y la indumentaria, incluso con un plan de expansión propio.

Lo que todavía no han definido los ejecutivos locales de Coca-Cola es cómo se producirán estas prendas. Una de las posibilidades es que se importe parte de la mercadería, aunque debido a las trabas que rigen al comercio exterior todo indicaría que una textil argentina será la que tendrá a su cargo la producción.

Las estimaciones con las que se maneja el sector indican que en la Argentina, la venta de ropa mueve por año cerca de u$s 8.000 millones. En tanto, el consumo promedio de prendas de vestir por persona ronda los siete kilos. En cuanto a las perspectivas futuras, los empresarios entienden que, con una mejora en el nivel de gastos, estos números se podrían ver todavía más acrecentados.

cc310713n019f06.jpg_53082678
babf7647f64128361454e381e13a1706366a8e99
coca-cola-shoes-1870-33204-1-product

Fotos: Galería

Anuncios
rochaalejandro