Corbata o moño, ¿cuándo y cómo?

Puede que no sepas por qué opción decidirte. Tranquilo, aquí te dejamos las claves para que tu look sea un acierto.

La corbata y la pajarita, o el moño, son dos accesorios que el hombre de hoy en día no puede dejar a un lado en su armario. Aunque tradicionalmente la corbata es quizá la más utilizada, es cierto que si volvemos a otras épocas pasadas, también era más que habitual ver a los galanes lucir este lazo al cuello que tan elegantemente portaban.

La historia de la corbata se remonta a la época del rey Luis XIII en Francia, cuando sus ejércitos reclutaron soldados croatas que llevaban un pañuelo anudado al cuello. Poco a poco la corbata se va instalando en la sociedad, sobre todo desde el reinado de Luis XIV y de ahí la moda se extiende paulatinamente por Europa. El preciado complemento iba incrementando en lujos, dependiendo de la clase social que lo incluía en su vestimenta. En la mitad del siglo XIX aparece una corbata más funcional, larga y estrecha, pero años más tarde, en el 1926, Jesse Langsdrof se convierte en el inventor de la corbata moderna.

Por su parte la pajarita, también llamada moño, humita, corbatín o corbata de lazo, parece que también partió de la mano de esos soldados croatas que se sumaron al ejército francés. Muy usada por las clases altas, comenzó a denominarse cravat y hasta el escrito Honoré de Balzac escribió un libro sobre ella. Ya en la era moderna, si hubo un personaje de ficción que hizo mucho por la pajarita, ése fue James Bond, quien encarna desde siempre la elegancia hecha hombre.

Hoy no es siempre fácil saber si es mejor elegir la corbata o la pajarita, así que siempre pensamos en ti, hombre de la nueva era, queremos darte unos tips básicos para que nunca falles.

Cuándo decir sí al moño

1-Esmoquin

Es obligado. Puede que no quieras llevar chaleco, o incluso fajín, pero en un esmoquin jamás debe faltar la pajarita. Es el símbolo de distinción por excelencia. La combinación de 10 es esmoquin y pajarita negra con camisa blanca.

Corbata-o-mono-cuando-como(1)

2-Un aire preppy a tu look de oficina

No todos se atreven, aunque cada vez más fácil entrar a un hombre a su trabajo con una pajarita. Siempre serán diferente a la de los esmoquin, negra o blanca, ya que el día a día te permite jugar con los colores, los tejidos, las formas. En realidad es la manera de darle un giro a tu look formal y salir de la monotonía del traje diario. Acompáñalo con un pañuelo para darle el toque final.

Corbata-o-mono-cuando-como(2)

3-Para una ceremonia de no-esmoquin o fiesta informal

Pensar durante días qué outfit vas a elegir para una boda, por ejemplo, ya no es sólo tarea femenina. Si no quieres lucir corbata, porque ya lo hiciste en todas y cada una de las ceremonias de tus amigos, es un buen momento para completar tu traje con un moñito, y más si en la invitación no se establece el dress code. Lo mismo ocurre con una reunión social o unos drinks con tus amigos, la pajarita te hará ver más divertido y desenfadado. Trata que sea discreta, sin grandes estridencias.

Corbata-o-mono-cuando-como(3)

Cuándo decir sí a la corbata

1-Esmoquin

Aunque lo más extendido y aceptado es la pajarita, sí es cierto y habrás observado, que muchos hombres han optado por cambiarla por una corbata. Sólo con mirar una alfombra roja de los Oscar de Hollywood sabes qué es correcto e incorrecto. Obviamente si elijes un esmoquin con corbata, nunca te pongas chaleco, pues le resta la elegancia al dos piezas.

Corbata-o-mono-cuando-como(4)

2-Un traje para el día a día

Si tienes una reunión importante de trabajo, debes cerrar un negocio, es la primera vez que te vas a encontrar con un cliente, ése no es el día de elegir la pajarita y sí la corbata. Hará que tengas una iamgen mucho más seria, más formal, no desviarás la atención de tu interlocutor.

No, las camisas de manga corta con corbata no están permitidas. Ni aunque creas que no te vas a quitar el saco. Jamás. Ever.

Corbata-o-mono-cuando-como(5)

Anuncios
Iván Álvarez Domínguez