Skip to content
Anuncios

EL NUEVO VESTIDO ‘BABY DOLL’

El históric debe la mitad de su ADN al mono de surf y, la otra mitad, al estilo eterno de las niñas bien. Así se presenta el nuevo vestido it.

Tres requisitos imprescindibles: manga corta, largo de minifalda y cuello cerrado a la caja. Si además se remata con una cremallera, de excelente pasa a cum laude. Es la penúltima versión del vestido baby doll, un básico de armario que lejos queda del nombre recibido en 1956 por la película homónima que protagonizaba . Ni rastro de su origen lencero y su feminidad edulcorada. Hoy, el minivestido tradicional hace suyas trazas y costuras propias de los monos de surf y de la sastrería flirteando con estampados, logos de influencia japonesa, encajes y materiales como el cuero.

Resumiendo: vendría a ser el vestido que se puede usar para caminar a la orilla de la playa. O para pasear al cachorro por el Parque. Los colores, por lo general, deben ser sobrios para que el efecto cobre relevancia; así Giamba o Alexander Wang optan por el blanco mientras que en Lanvin el modelo de vestido es de color azul marino.

La excepción la firma Valentino, que se decanta por un estampado abigarrado de estilo bandana. Y gracias al diseño inocente de éstos modelos combinarlos es tarea simple, porque tan pronto admiten una sandalia alta para conseguir un look más sofisticado, como una zapatilla deportiva que redondee su espíritu cool.

Imprescindible en ambos casos fijar el foco sobre las piernas, porque van a ser las estrellas invitadas de un vestido novedoso, que impacta y que llama la atención.





Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: