La rebelión contra los ángeles de Victoria’s Secret

La marca Lane Bryant lanza #ImNoAngel, una campaña protagonizada por conocidas modelos de tallas grandes que le da la vuelta a polémica definición de cuerpo perfecto que abandera la firma lencera.

Hace unos meses la archiconocida firma de lencería Victoria’s Secret lanzaba una controvertida campaña que bajo el título The Perfect Body mostraba a varias modelos de supuestas medidas perfectas posando en ropa interior. Ahora la marca de ropa especializada en tallas grandes Lane Bryant lanza la contrarréplica en blanco y negro y con un casting de lujo.

Las conocidas modelos de tallas grandes Candice Huffine, Ashley Graham, Marquita Pring, Victoria Lee, Justine Legault y Elly Mayday protagonizan la campaña para la firma estadounidense en la que, bajo el objetivo de Cass Bird y en ropa interior, definen el concepto de belleza femenina y le dan la vuelta a la publicidad de Victoria’s Secret repitiendo el mantra I’m no angel (no soy un ángel).

Según recoge Fashionista el objetivo de Linda Heasley, CEO de la marca, es “cambiar la conversación” sobre la moda de tallas grandes. La campaña trata de redefinir los tiránicos cánones de belleza y anima a todas las mujeres del mundo a compartir fotografías de sus cuerpos a través del hashtag #ImNoAngel. Las propias maniquíes han posado en sus cuentas de Instagram luciendo sus curvas frente al espejo y enviando mensajes positivos a sus seguidores escritos con pintalabios rojo en el cristal. Decenas de mujeres ya han respondido colgando en las redes sociales sus propias imágenes.

No angel 1

Esta no es la primera iniciativa que hace un guiño al mensaje de The Perfect Body para luchar contra él. Después de su lanzamiento, la marca cosmética Dove recuperó en Twitter su conocida campaña sobre cuerpos reales, que bajo el hashtag #IAmPerfect (#YoSoyPerfecta) generó centenares de tuits protesta. Algunas mujeres se animaron a versionar la campaña reivindicando sus curvas y tres estudiantes de de Reino Unido lograron que Victoria’s Secret rebautizara la polémica iniciativa (A body for Every Body fue el título elegido) después de recaudar 25.000 firmas que pedían su retirada.

No angel 2
Arriba, la polémica campaña de Victoria’s Secret. Abajo, una de las versiones que le dieron la vuelta.
Anuncios
Iván Álvarez Domínguez