Las 11 cosas que no puedes elegir en una boda para ser la invitada perfecta

Ser la invitada perfecta se convierte en la tarea más difícil para muchas de nosotras. Es el día de la novia pero el papel de invitada también tiene su complejidad y más en territorio Comanche: muchas más chicas (la mayoría amigas) que se arreglarán lo mejor que puedan para ser el centro de atención. Ponte las pilas y sigue estas once normas básicas.

Vestido estampado de Zara, no gracias

Invitada 2

Si no quieres repetir con más de una decena de invitadas no te fijes en ningún diseño estampado de cualquier firma “los-cost” pero si es de Zara muchísimo menos, ya que es la tienda de precios baratos que más se sitúa en bodas, bautizos y comuniones.

Ya no hace falta forrar los zapatos y el bolso con la misma tela

Todavía hay señoras que siguen conservando un buen trozo del tejido del vestido para llevar a forrar los zapatos y el bolso en el mismo tono. Esto no solo es antiguo sino que ya no se lleva. Ahora no se estila ni forrar de tela los complementos ni llevar el mismo tono en ambos.

No te pongas reloj

El protocolo dice que a las ceremonias no hay que llevar reloj. Entiendo que quizás no puedas pasar un día sin él, pero por favor no lleves el reloj de caucho o el dorado de tamaño maxi que te regalaron en Reyes.

Si puedes, evita los monos

Invitada 3

Se ha convertido en la prenda más complicada y que más se cotiza en las bodas, bautizos y comuniones de este año. Es muy difícil que te siente bien y sobre todo es muy difícil no coincidir con muchas más invitadas, todas se empeñan en llevar un mono de un color sólido pero casi todas llevan el mismo patrón.

Cuidado con las medias

Si te has comprado un vestido claro o de color primaveral por favor no te pongas medias negras tupidas de puro invierno, no hay nada peor. Elige una de apenas se te note o que consigan un tono bronceado.

O pendientes o collar

Esta temporada están muy de moda los pendientes y collares de tamaños grandes y de colores alegres. Según el vestido, decide si le va mejor añadirle unos pendientes o un collar pero que no se te pase por la cabeza ponerte las dos cosas, parecerás un busto de exposición.

Tacones que no te permitan moverte

Invitada 4

Los tacones favorecen muchísimo y crean una silueta muy bonita pero si hay algo antiestético es ver a alguien que lleva unos zapatos de tacón tan altos que ni siquiera le permiten andar como una personal normal. Serás el centro de atención pero no precisamente por ser la más elegante.

Tocados y pamelas si, pero al mediodia

Los tocados y las pamelas, siempre con cuidado y escogiendo piezas que favorezcan, están fenomenal. Pero no seas de esas que tienen tanta ilusión por ponerse algo en la cabeza que no miran el horario de la ceremonia. Sólo al mediodía por favor.

Adiós a los escotes pronunciados

Invitada 5

Ya se sabe que de una boda sale otra boda pero para eso no es necesario cortar el largo ni el escote del vestido. Los escotes demasiado pronunciados no son elegantes y menos para una ceremonia religiosa en la que, sin duda, darás el cante.

Maquíllate, pero no te disfraces

Con el maquillaje y la peluquería hay que tener cuidado, no te disfraces para no parecer tú sino que intenta ayudarte de estas técnicas para realzar tu belleza y sobre todo para estar guapa.

El blanco, déjaselo a la novia

Invitada 6

Si eres la típica chica que tienes una boda en septiembre y has pasado todo el verano bronceándote para ser la más morena del lugar no elijas un vestido de color blanco para pronunciarlo, eso está reservado solo para la novia. Déjala brillar.

Anuncios
Iván Álvarez Domínguez