Tips

¿Cómo limpiar tus tenis de running?

Has salido a correr por la montaña y has vuelto con los tenis llenes de barro? ¿O simplemente quieres mantener tus tenis limpios para prolongar su vida útil? Te contamos los pasos a seguir para que tus tenis queden limpios y relucientes como el primer día que las sacaste a pasear.

Antes de nada: ¡no los metas en la lavadora! Los tenis de running, si es que les tienes aprecio, hay que lavarlos a mano. Si los metes en la lavadora corres el riesgo de que el calor y los golpes los estropeen. Lavar los tenis a mano no toma mucho tiempo y te asegurarás de que quedan bien en pocos minutos.

Lo primero que tenemos que hacer es sacar las plantillas y los cordones: estos elementos sí que podemos meterlos en la lavadora sin peligro. Los cordones es mejor si los metemos dentro de una bolsa especial para lavadoras para que no se enganchen o cuelen por los agujeros del tambor.

Lo siguiente es intentar quitar el máximo de tierra y piedrecillas de la suela de los tenis antes de lavarlos. Si utilizamos un calzado con mucho dibujo en la suela es probable que por las ranuras se hayan colado pequeñas piedras o tierra que se pueden quitar con un pequeño punzón con punta roma.

Tenemos que tener preparado una tina con agua fría y jabón neutro en el que sumergiremos los tenis una vez “descargadas” las suelas. Lo ideal para limpiarlos es frotar suavemente con un cepillo de dientes o de uñas, o con una esponja de red de plástico. Vamos frotando parte por parte del tenis sin dejarnos nada.

Por último, hay que dejarlos secar al aire y a la sombra, lejos de las fuentes de calor que los puedan deformar, incluida la luz solar directa. Podemos dejarlos colgados de las lengüetas en la cuerda que usemos para tender. También podemos colocar papel de periódico por dentro del tenis para que absorba la humedad.

¡Y listo! Ya tenemos los tenis listos para que nos duren muchos kilómetros más.

Anuncios