Cero Mangas

El blazer presenta, formalmente, a su último descendiente: el blazer sin mangas, la pieza ideal para disfrutar el verano con estilo.

El blazer sin mangas viene marcando la pauta en el mundo de la moda desde hace unos cuantos años. Por ejemplo, en los desfiles internacionales Primavera-Verano 2013, grandes genios como Phillip Lim, Rodarte, Balenciaga, Lanvin, Givenchy, Alexander Wang y Gianfranco Ferré no dudaron en incorporarlo en sus tenidas.

Puede definirse, por cierto, como el hijo pequeño del blazer, aquel que tiene su origen en la Inglaterra de 1830 cuando los marineros se uniformaron con una chaqueta azul de botones dorados para presentarse frente a su reina en una recepción. Hoy, se ha renovado hasta el punto que “parece una suerte de chaleco”. Generalmente, tiene el largo a la altura de la cadera, cierto número de botones delanteros y variedades de solapas.

En la actualidad, entre las celebridades que lo adoran están la actriz australiana Rachael Taylor, la cantante británica Jessie J y el ícono de la moda estadounidense Olivia Palermo. De esta manera, es importante que una averigüe si le favorece el blazer sin mangas tanto como a ellas.

Blazer 2

LA CLAVE

Hay, entonces, una regla muy simple para las chicas. Mientras más alta de estatura, el blazer puede ser más largo. De lo contrario, acortará visualmente la figura.

Para aquellas mujeres que tienen el cuerpo en forma de triángulo –hombros estrechos y caderas anchas–, el blazer sin mangas puede considerarse perfecto, pues brinda cierto volumen en la parte superior y compensa el de la zona inferior. Claro, si se tiene a la altura apropiada, o sea al comienzo de las caderas. A las de silueta tipo rectángulo –hombros, cintura y caderas en línea–, les favorece siempre y cuando tenga un corte que defina la cintura, pues ese es el objetivo.

De otro lado, no suele sugerirse a las chicas de cuerpo de triángulo invertido –hombros anchos y caderas estrechas–, ya que magnifica la parte superior, debido a que no tiene mangas. Tampoco se aconseja a las muchachas de figura tipo círculo porque el blazer sin mangas otorga volumen por sí mismo. Más bien, lo que se busca para este tipo de cuerpo es una prenda que estilice.

Blazer 3
Más allá de esto, hay que tener en cuenta que el blazer sin mangas luce siempre mejor con tacones y sin abotonarlo. A propósito, la mujer de talle corto debe optar por la mínima cantidad de botones, es decir, uno o dos como máximo. Por el contrario, la de talle alto puede jugar con más opciones de botones.

Encima, se trata de una prenda que otorga una enorme versatilidad. Así, puede llevarse tanto en la oficina como en la calle, dependiendo de cómo se combine la tenida. Para el trabajo, debe elegirse una falda lápiz –a la altura de la rodilla– y vale agregarle el blazer sin mangas. Si se trata de una salida informal, en cambio, basta con un buen jeans y unos stilettos de lo más femeninos.

Esta pieza tiene lo suficiente como para ser considerada un nuevo básico del clóset, no hay duda.

Anuncios
Iván Álvarez Domínguez