tendencias

Guía práctica para combinar la maxiblusa, la (inesperada) prenda de la temporada

Las tiendas se llenan de camisetas y camisas extralargas que casi tocan el suelo. Analizamos cómo llevarlas con acierto.

No fue la apuesta de las grandes firmas para esta temporada ni llegó a colarse en la lista de las tendencias imprescindibles del verano. Pero eso no ha impedido a la maxiblusa convertirse en una de las prendas estrella de las colecciones y catálogos de las principales marcas high street. Algunas firmas destacan el blusón XXL entre sus recientes novedades, otras apuestan firmemente por la tendencia también en sus lookbooks y un tercer grupo, algo menos visionario, se inicia tímidamente en la incipiente moda salpicando su sección de camisetas y blusas con algún que otro modelo más largo de lo habitual.

Es precisamente su longitud tres cuartos su característica más reconocible. Si no fuera por esos centímetros de más que las convierten en algo muy parecido a un vestido, estas camisetas, camisas o blusas (hay versiones para todos los gustos) pasarían desapercibidas entre las de su especie. Los diseños más abundantes son los vaporosos, con botones y cuellos. Zara o Topshop también incluyen en su propuesta una alternativa que tiene muchas papeletas para convertirse en la más deseada. Se trata de una camiseta cruzada y abierta en la parte central, una especie de capa con una finalidad más estética que funcional.

A excepción de las hermanas Olsen, que incluyeron su propia versión del top gigantesco en su colección primavera-verano para The Row, parece que las grandes firmas prefieren invertir sus excedentes textiles en alongar abrigos y chalecos antes que camisetas. Eso no quiere decir que la ocurrencia no pueda triunfar en la calle. Si bien ya hemos vivido invasiones anteriores de camisetas que multiplican sus medidas (a lo largo y a lo ancho), la apuesta para este verano tiene unas cuantas diferencias: sustituyen el adjetivo ‘largo’ por ‘extralargo’ (algunas casi tocan el suelo), olvidan las asimetrías que veíamos antaño (cuando se pusieron de moda las blusas más largas por detrás que por delante) y se mezclan con bermudas, culottes, pantalones de distintos cortes y toda clase de zapatos.

maxi 2

Pero no todo vale. aquí las claves para combinar la blusa XL con acierto:

– Lo más efectivo es llevarlas con pantalón palazzo o acampanado. Si eres alta, opta por sandalias planas para completar el estilismo. Si quieres ganar centímetros, combínalas con jeans de campana y plataformas siguiendo la estética setentera que nos invade esta temporada.

– La opción más sencilla para no fallar es combinarla blusa con un pantalón pitillo. Eso sí, también es la más aburrida.

– Una tercera combinación acertada son las bermudas. Lo mejor es apostar por un modelo que termine a la misma altura que la blusa.

– Las faldas están prohibidas, sobre todo, las de silueta tubo. Si te empeñas en ponértelas con este tipo de blusones, puedes marcar tu silueta colocando un cinturón a la altura de la cintura. Un truco sencillo que te hará parecer más estilizada.

– Colores: lo mejor es elegir una blusa y una parte de abajo que sean del mismo tono. Los total look lisos de idéntico color estilizan más que las mezclas de estampados.

– Tejidos: mezcla este tipo de camisas con pantalones de tela o de un género similar. Es más efectivo que llevarlas con jeans.

Maxi 3

maxi 4

Anuncios