8 razones por las que tus zapatos parecen baratos

No tienes por qué gastarte un dineral para que parezca que lo que llevas es muy caro. Teniendo en cuenta que, incluso, a los zapatos caros se les gasta la suela, no merece la pena que te gastes el sueldo de un mes en un par de tacones.

Llegados a este punto, la clave es saber qué hace que un zapato parezca barato primero, y que lo que es bonito en un zapato caro, no tiene por qué serlo en uno de menos de 100 dólares.

La plataforma es muy alta

Razones2

Desafortunadamente, cuanto más alta es la plataforma, más barato parece el tacón, sobre todo en el caso de una plataforma interior, que al final termina pareciendo más un casco con un talón alto que un zapato. Los zapatos sin plataforma suelen ser más chic y sofisticados. También altamente incómodos. Si quieres un look con zapatos sin plataforma pero no quieres renunciar al confort que esta proporciona, elige zapatos en los que la plataforma sea menor que la suela del zapato. Así no será tan obvia vista desde arriba. Si no encuentras una plataforma reducida que te cuadre, puedes comprar unas pequeñas suelas en el zapatero y adherirlas a las de tus zapatos. Y en ambos casos, no está de más pegarle por dentro una suela de gel que te dé un extra de amortiguación.

No ajustan bien

Razones3

Un mal ajuste no solo es incómodo sino que afecta a tu forma de caminar. No importa lo espectaculares que sean los zapatos, si el ajuste no es perfecto, no los compres. Claro que siempre puedes estirarlos un poco o meterle rellenos para hacerlos más seguros pero, ¿de verdad quieres pasar por todo eso cuando hay mil modelos donde elegir? No pierdas además de tu dinero, tu tiempo.

Tienen muchos adornos

Razones4

Los adornos siempre son complicados. Incluso los adornos en zapatos caros pueden parecer baratos si no se hacen bien. Resiste la tentación de gastarte una fortuna en un par de zapatos escandalosos. Cuando veas un calzado realmente loco que te encante, fíjate bien él y distingue el detalle que más te guste. Luego, busca en Internet un zapato que tenga ese único detalle y lo luzca bien. Elige un diseño limpio y una forma clásica del color que te guste en vez de uno que contenga todos los extras que estén de moda en el momento. Ejemplos: si te gusta el animal print, elige un modelo que luzca un único print y no todos a la vez. Si lo tuyo son los brillos y la purpurina, opta por un par en piel metalizada.

No puedes andar con ellos en condiciones puestos

Razones5

Tambalearse sobre un par de zapatos de tacón alto nunca queda bonito, no importa lo caros que sean tus stilettos. Aunque estés acostumbrada a caminar con los tobillos temblándote, ni luce bien ni es bueno para tu salud. También hace que tus zapatos se desgasten más rápidamente y de forma desigual. Cámbiate a unos tacones más robustos unos cuantos meses. Focalízate en la postura (mantenerse erguida tiene un gran efecto en cómo caminas) y cuando seas capaz de andar sin tantos bamboleos, empieza a introducir gradualmente los zapatos de tacón fino y alto.

Demasiados adornos

Razones6

Herrajes de metal, como hebillas, tachuelas y cremalleras pueden arruinar por completo un decente par de zapatos. Incluso cuando te encantan esos adornos, si los zapatos son baratos, menos es más. Si el estilo que te gusta es tirando a rústico, algo sin adornos parecerá más caro y te irá con más cosas. Si te has empeñado en esos adornos, elige un modelo con adornos elegantes y sin mucho brillo. Asegúrate de que el resto del calzado es también elegante y de líneas limpias.

Están gastados

Razones7

Caminar con el metal del tacón a la vista porque has perdido la tapilla no es nada sofisticado. Si notas que tu zapato está arañado o desgastado, ten por seguro que los demás también se darán cuenta. Los arañazos en el cuero se pueden arreglar con un cepillo de dientes. Para limpiar charol, puedes usar limpiacristales. Mantén la forma puntiaguda de tus stilettos rellenando la zona de los dedos cuando no los lleves puestos y recorta con unas tijeras los hilos sueltos que empiezan a asomar por los bordes. Pero si notas que las tapillas o las suelas están empezando a caerse, llévalos al zapatero. Cuanto antes los lleves, más rápido y barato será el arreglo.

Tienen mucha piel sintética

Razones8

Es muy complicado encontrar piel sintética que parezca y se sienta como la de verdad, sobre todo en color marrón. Por esa regla de tres, cuanta más piel sintética haya en un zapato, más obvio será que es falsa y, por tanto, más barato. En vez de comprarte unas botas altas de piel sintética, elige un botín y ahorra para comprarte unas buenas la próxima vez.

Son demasiado brillantes

Razones9

Tanto el cuero como el charol lucen perfectos en negro, blanco y marrón claro, pero pueden ponerse feos muy rápidamente en colores intensos como el azul cobalto, el fucsia y el marrón oscuro. Esto se hace especialmente patente en la piel sintética. Si, a pesar de todo esto, sigues prefiriendo unos zapatos en un color chillón, elige ante. Este material queda francamente bien en estos tonos intensos y el ante falso luce casi exactamente igual que el verdadero (se parecen mucho más entre ellos que la piel sintética y la original).

Anuncios
fernandoramirezbc