artículo Diseñadores Moda

Hablando de estilo y elegancia con Karl Lagerfeld.

Uno de los diseñadores de moda más influyentes de los siglos XX y XXI, tomó las riendas de la casa Chanel en los años 80 y la convirtió en la gran referencia de lujo y estilo. Ha diseñado también para firmas de talla internacional como Chloé, Fendi,  Hennes & Mauritz (H&M), Pierre Balmain y su propia marca entre otras. 

Christian Lagerfeld, su padre, era miembro de familia de banqueros originaria de Suecia que alzó una pequeña fortuna al introducir la leche en polvo en Alemania, fue ahí donde conoció a Elizabeth, hija de nobles alemanes. Ambos tendrían un hijo único al que llamarían Karl, aunque ya tendrían individualmente hijos de anteriores matrimonios. 

Fue en 1953 cuando Karl cambió s residencia a París, donde enconoraría s destino en el mundo de la moda. 

——-

¿Qué es estilo para ti?

Es lo que hace a una persona diferente de otra, su sello distintivo.

¿Crees que el no tener estilo pueda convertirse en un impedimento social para una persona?

Por supuesto que el estilo puede ayudar. Pero lo más triste es que el 95% de la gente no tiene necesidad alguna de tener “estilo”. La palabra en sí misma no la usa o necesita una gran parte de la humanidad. 

¿Crees que el estilo es algo con lo que se nace o se puede aprender?

No hay reglas, el estilo no es un producto.

¿Con la elegancia sucede igual, no hay reglas o fórmulas?

El estilo y la elegancia no son lo mismo. Un estilo original puede no ser elegante. Pero la elegancia siempre tendrá un estilo, si no es muy complicado de entender.

¿Crees que el estilo tiene un poco de rebeldía, como con Chanel?

“Rebeldía” es una palabra extraña en nuestro mundo de estilo más moda. Chanel quería ser elegante y tener estilo, y así fue. Su idea de un enfoque más moderno de la moda fue lo que la hizo parecer rebelde, pero rápidamente se convirtió en un ejemplo establecido de elegancia y estilo. Incluso hasta cosas que ella odiaba (Coco Chanel), como la minifalda y los jeans, pueden ser elegantes si se llevan con estilo. Depende quién los lleve.

Hay cientos de definiciones de elegancia. ¿Cuál es la tuya?

Un allure natural que no tiene que ver con la ropa ni con el nivel socioeconómico de las personas. 

¿Cómo se traduce la elegancia cuando se cambia de escenario? La mujer elegante de un restaurante, ¿Cómo puede seguir siéndolo en un mercado o en un estadio de futbol? 

Cuando eres una persona elegante, lo eres en cualquier circunstancia. La verdadera elegancia no está sujeta a convenciones o estándares burgueses.

Edad, posición social, intelecto… ¿Será que intervienen estos factores en la elegancia?

Pueden influir, pero una persona verdaderamente elegante no se ve afectada por la edad ni por el estatus social.

¿La elegancia o estilo tiene qué ver con lo que se lleva puesto?

Sólo con la forma en la que se usa la ropa. No con la ropa misma.

La moda pasa, el estilo permanece. ¿Cómo pede una persona tener la astucia de perseguir el estilo y no las modas pasajeras?

No diluyéndose en las épocas. Siempre he dicho que las personas con verdadero estilo y elegancia pueden seguir la evolución de la moda. Dentro de una época existe lo que puede quedarse como atemporal, pero también está lo que debe cambiar.

A una persona que quiere que la moda le sirva y no servir a la moda… ¿Qué le recomendarías?

Siéntete libre. Usa lo que quieras. No hay reglas. Qe no te importe lo que los demás puedan decir o pensar. Ten valentía en tu estilo y tu idea de elegancia. Bien o mal, al final… ¿Es bueno o malo ante los ojos de quién?

¿Cuál sería el primer paso para desarrollar el sentido del estilo?

No hay pasos, hay circunstancias, y estilo debe desarrollarse naturalmente desde una base innata. No hay “trepador de estilo” como puede haber un “trepador social”. La gente puede mejorar y el dinero puede ayudar, pero el dinero solo no es suficiente. Cuando dicen a una persona “Tu estilo es maravilloso”, debe tomarse como un caso en particular. La idea del estilo de otra persona no debe tener relación con el tuyo propio. 

Bibliografía:

2012, Lucy Lara, Antonio González de Cosio. “El poder de la ropa” pp. 63, Ed. Oceano. 

Anuncios

One comment

Los comentarios están cerrados.