Skip to content
Anuncios

Zapateros presionados ante el alza del dólar

El SAT registra al día de hoy 21 de septiembre, $19,77 pesos por cada billete con la el busto de George Washington, mientras que en la banca comercial ha rebasado ya los $20 pesos. Este es el reflejo de la peor administración monetaria del gobierno mexicano y un puñado de vicisitudes extranjeras que no han permitido levantar de la lona a la economía nacional, casos como la crisis 2008, la caída en los precios del crudo mexicano, el Brexit y la estrepitosa especulación en la Bolsa de Chicago; pero el peor enemigo del peso en la actualidad tiene nombre y apellido, así es Donald Trump. Los constantes comentarios “llenos de diplomacia y teoría económica” del candidato republicano han puesto al mercado mexicano en la mira cautelosa de los inversionistas, panoramas como la situación del famoso muro fronterizo y la renegociación del TLCAN han generado marco contextual difícil para México.

También es cierto que México tampoco ofrece confianza a los inversionistas que apuestan contra el peso, pues aunque es una de las economías más sólidas en América Latina, por encima de Brasil y Argentina, calificadoras de riesgo como S&P y Moody’s han cambiado la perspectiva crediticia del país gobernado por Peña Nieto a negativa ante los altos niveles de deuda, que hoy rebasan 50% del Producto Interno Bruto (PIB).

Pero, ¿cómo repercute el dólar en la industria cuero-calzado?

Los empresarios se han visto preocupados por esta gran depreciación en la moneda; 52% en lo que va del gobierno de Peña Nieto, peor situación que la vista ante la crisis hipotecaria del 2008 en el gobierno de Calderón. Los daños a la industria se verán reflejados de un momento a otro en los artículos que tengan interacción directa con el dólar, ya sean productos tecnológicos o importaciones.

El daño lo sufrirán los productores que vendan en el mercado local, lo que representa un 84% de los pares reportados ante CICEG, con apenas “y raspando” el 16% de exportaciones queda claro que los beneficiados con el alza del dólar serán al rededor de 20 ó 30 empresas del gremio.

No sólo aquellos que tengan grandes compras de importación serán los perjudicados, sino también todos aquellos que posean un financiamiento en dólares o con instituciones regidas por las tasas de interés monetarias de Estados Unidos.

Y a consecuencia el daño ya lo conocemos, un incremento en los precios de los insumos genera un alza en los costos de producción, encareciendo el producto y generando inflación en el sector, una cadena que termina afectando las ventas y por ende la reinversión de las empresas y la generación de nuevos empleos.

El futuro se ve muy turbio, la política monetaria que pueda subsanar este descalabro está maniatada, por parte de las cámaras el esfuerzo es continuo pero la situación no parece nada fácil.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: